Políticas y presupuestos públicos para vivir bien: avances y desafíos desde las mujeres latinoamericanas

Escrito por Fundación Colectivo Cabildeo Visto: 1785

En los últimos años, las mujeres latinoamericanas han incorporado en su agenda el tema de presupuestos públicos al constatar que los modelos económicos y las políticas fiscales no consideran las necesidades y propuestas de las mujeres.  Avances importantes se han venido realizando en este sentido, promovidos tanto por los procesos de incidencia desde las organizaciones sociales como por la decisión política desde las instancias gubernamentales para trabajar estos temas.

En este contexto, el Viceministerio de Igualdad de Oportunidades, la Comisión de Economia y Finanzas de la Asamblea Legislativa Plurinacional, el Colectivo Cabildeo y ONUMujeres han sumado esfuerzos para generar un espacio de dialogo e intercambio de experiencias que permita enriquecer las miradas, alimentar los mecanismos e instrumentos y avanzar desde las experiencias y los procesos específicos en la región. De este modo, se realizó el seminario internacional POLITICAS Y  PRESUPUESTOS PUBLICOS PARA VIVIR BIEN: AVANCES Y DESAFIOS DESDE LAS MUJERES LATINOAMERICANAS, realizado en La Paz el 29y 30 de noviembre y 1º de diciembre, participaron representantes de organizaciones de mujeres de 9 países y representantes de instancias gubernamentales de Ecuador, Chile, Mexico y Bolivia.

Un nuevo modelo económico

La necesidad de establecer nuevos modelos económicos y sociales  dirigidos a la reproducción de la  vida humana en el entendido que  el centro de la economía deben ser las personas y la necesidad de una relación armónica con la naturaleza  y   no la producción de bienes y  servicios, fue una de las conclusiones más importantes del Seminario

Para ello es fundamental visibilizar lo “invisible”: el trabajo de reproducción social –realizado por sobre todo por las mujeres- y que debe ser visibilizado en las cuentas fiscales  para ser consecuentes en la  construcción del vivir bien y de una visión económica holística e integral.

Las políticas fiscales y los  presupuestos públicos con inversión en género  fueron el centro del debate. Durante tres días,  cerca de 200 mujeres bolivianas y latinoamericanas  cuestionaron la supuesta neutralidad de las  políticas fiscales develando las  asimetrías en la distribución  de los recursos y de la riqueza  que afecta a la condición de vida de las mujeres, demostrando que las políticas económicas  responden a concepciones patriarcales y coloniales y raciales, acuñadas por la economía de mercado.

Importantes experiencias  y avances notables en la implementación de normas, leyes y decretos producto de la presencia efectiva de las organizaciones de mujeres ha generado la “obligatoriedad” de la inversión orientada a la eliminación de toda forma de discriminación y explotación basada en el género, la pertenencia etnica o social.

Avances normativos y logros reales hacia la institucionalización

El Catálogo de Orientación de Gasto en la Política de Igualdad de género y el Programa 12 de “Igualdad de Género”en Ecuador;  el Sistema de equidad de género de Chile; el Manual de Programación - Presupuestación  de México y las Directrices y Clasificadores de planificación y presupuestación en Bolivia, han institucionalizado  normas e instrumentos de transversalización del enfoque y la igualdad de género, tanto en la planificación, como en  los presupuestos  públicos nacionales y descentralizados. Asimismo, se  han establecido mecanismos de  inversión  focalizada en programas específicos para mujeres  contemplados  en los Planes de Igualdad  de los mecanismos de Género en los estados participantes.

A pesar de ello, los avances en la inversión real y efectiva en equidad de género no sobrepasan ell  5% de los presupuestos totales, tal como lo expresaron las y los funcionarios asistentes.

La incidencia en el circuito presupuestario  desde las organizaciones  de mujeres

La diversidad y riqueza de experiencias que se han desarrollado en los diferentes países de la región, socializadas y analizadas durante el Seminario, han permitido constatar la capacidad innovadora de las mujeres y sus organizaciones para avanzar en este tema, entre otros, se ha destacado:

Caminos comunes y rumbos a seguir

La necesidad de establecer instrumentos comunes  de fácil uso, ya sean clasificadores, categorías o la planificación por resultados,  que puedan ser replicables  en los  procesos de planeación, presupuestación y ejecución del gasto para la disminución de las brechas de inequidad  es uno de los retos hacia el futuro.

Asimismo,  la creación de una red de intercambio ,  construida conjuntamente entre instancias gubernamentales y organizaciones de mujeres,  permitirá  una mayor democratización de la información , un conocimiento  real sobre los recursos distribuidos y asignados  para la igualdad de género  y desde estas sinergias entre Estado y sociedad civil ,  impulsar cambios efectivos en los sistemas económicos vigentes.